VENTAJAS DE LLEVAR AL DÍA LA CONTABILIDAD, EN LOS AYUNTAMIENTOS

VENTAJAS DE LLEVAR AL DÍA LA CONTABILIDAD, EN LOS AYUNTAMIENTOS

 

VENTAJAS DE LLEVAR AL DÍA LA CONTABILIDAD, EN LOS AYUNTAMIENTOS

 

Sin duda, son múltiples las ventajas que representa una contabilidad al día, bien llevada y respetando los principios y normas contables públicas.

En este sentido, podemos articular las ventajas que representa, entre otras, en las siguientes direcciones:

Primero. A nivel presupuestario, es una garantía para el equipo de gobierno adoptar decisiones basadas en registros contables que recojan la imagen fiel de la contabilidad. Decisiones respaldadas por el conocimiento en todo momento de la situación presupuestaria. A este respecto, los puntos más relevantes a tener en cuenta son:

  • Créditos definitivos del estado de gastos del Presupuesto de la Corporación Local. Para llegar a esta situación, se requiere la actualización contable de los expedientes de modificaciones de crédito de la entidad; sabemos por experiencia que las entidades de menos de 5.000 habitantes, financian importantes cantidades de gasto a través de subvenciones, originando con ello los consabidos expedientes de generación de crédito.
  • No sólo eso, también el equipo de gobierno precisará conocer en todo momento los créditos disponibles de las partidas del Presupuesto, y tal conocimiento no se consigue si no disponemos de los registros contables actualizados. Además, con esta información salvaguardamos también las responsabilidades personales del ordenador de pagos y del interventor, al detectar el importe del gasto a autorizar sin que rebase el nivel del crédito disponible.
  • Además, los gestores de la entidad pueden conocer el importe de las deudas presupuestarias, por comparación entre las obligaciones reconocidas y los pagos efectuados, que raramente podrán conocer sin una adecuada llevanza de la contabilidad.

 

Por el lado de los ingresos pasa tres cuartos de lo mismo, aquí aunque el importe de los mismos no sean limitativos, como ocurre con los gastos, sí que es imprescindible conocer el volumen de los recursos con los que cuenta la entidad para hacer frente a los gastos, y si estos ingresos están o no afectados a la financiación de algún gasto. Para ello es conveniente conocer claramente las cantidades de las previsiones definitivas de cada concepto presupuestario, los derechos reconocidos tanto brutos, como netos, esto es una vez deducidas las anulaciones y las cancelaciones y de qué clase son éstas, si por anulación de liquidaciones o por fraccionamiento y aplazamiento de deudas, y en qué nivel de devoluciones de ingreso se encuentra la entidad, variables todas ellas muy interesantes para optimizar la gestión local. También si las cancelaciones provienen de cobros en especie o de insolvencias y otras causas.

Además la contabilidad al día, nos permitirá conocer la recaudación, tanto bruta como líquida, y consecuentemente el importe pendiente de cobro del Presupuesto del ejercicio corriente.

 En cuanto a la contabilidad de ejercicios cerrados, también conviene su puesta al día, ya que interesa conocer por los gestores municipales, los importes pendientes de pago y de cobro que inicialmente presentan los estados de liquidación del presupuesto, y ver como se han ido extinguiendo esas cantidades pendientes, si hemos atendido las obligaciones a tiempo, o si ha habido incobrabilidades relevantes de los deudores, así como otras formas de anulación y cancelación y porque motivo han sido éstas.

Los gestores, también desearán conocer con prontitud las variables presupuestarias básicas que se derivan de la liquidación del Presupuesto, como el resultado presupuestario y el remanente de tesorería, esto es querrán saber si los ingresos del ejercicio han sido suficientes o no para atender a los gastos del mismo, y si la Corporación presenta un superávit o un déficit de tesorería una vez descontado los excesos de financiación y los deudores insolventes, magnitud que si es positiva, permitirá a la entidad poder disponer en los próximos ejercicios de mayor financiación para atender gastos de esos ejercicios, y si es negativa proceder a la reducción de gastos en el ejercicio siguiente a la de su obtención, o bien a la aprobación del próximo Presupuesto con superávit, o solicitar  la correspondiente operación de crédito si legalmente fuera posible.

Segundo. A nivel financiero. Consecuencia de lo anterior, la entidad podrá conocer la posición de la tesorería y en función del plan de disposición de fondos, atender convenientemente las obligaciones que se vayan presentando, sin rebasar los periodos máximos a que les somete la normativa sobre morosidad en las operaciones comerciales.

De esta manera y de conformidad con el plan de tesorería, la entidad podrá prever las posibles necesidades de financiación y acompasar el ritmo de gasto a éstas, o bien formalizar las oportunas operaciones de tesorería que de forma transitoria, les permitirá atender el nudo de gasto que puntualmente le puede requerir la dinámica presupuestaria.

También en el supuesto de mayor disponibilidad, puede utilizarse la misma, bien para cancelar anticipadamente pasivos financieros, bien para invertir esos recursos momentáneamente ociosos en cuentas financieras de excedentes de tesorería.

Tercero. A nivel de cumplimiento de suministro de información. Sabemos, que tanto el Ministerio de Hacienda y Función Pública, como las Cámaras de Cuentas de las respectivas Comunidades Autónomas, demandan la correspondiente información económica de las entidades locales.

El Ministerio requiere el suministro de información a través de la Oficina Virtual de Entidades Locales, tanto de forma anual (obligaciones de suministro de información anuales) como de forma trimestral (obligaciones de suministro de información trimestrales), por lo que la contabilidad debe de estar al día para cumplir con el requerimiento que nos ocupa. De no estar al día, los gestores públicos se verán con dificultades, como por ejemplo, si no cumplen con la obligación anual de comunicar al Ministerio la liquidación del Presupuesto, se les retendrá la Participación en los Ingresos del Estado (el conocido Fondo) hasta que la presenten, con el deterioro económico que tal situación les puede ocasionar.

Por otro lado, las Cámaras de Cuentas de las Comunidades Autónomas requieren a las Entidades Locales, la rendición de cuentas, que dificilmente las podrán rendir si éstas no llevan al día su contabilidad. Además, estas entidades incumplidoras pueden perderse determinadas subvenciones al no encontrarse al día en sus obligaciones de suministro de información, con el consabido perjuicio económico que les puede acarrear.

Nuestro Despacho, J.A.Fuster y Asociados, cuenta con un equipo interdisciplinar formado por economistas y abogados expertos en sector público, al servicio de las Entidades Locales, que les llevará la contabilidad y su seguimiento presupuestario al día, permitiéndoles la adopción de decisiones de manera óptima y continuada.

Sin Comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR